sábado, 7 de noviembre de 2009

En voz alta

Me detengo a pensar un minuto
(me pregunto y me respondo)
la gente voltea buscando al otro yo
sí, busca otro yo.

A pesar de mi demencia
lo histriónico perdura como liga a la cordura
sigo hablando y me sigo respondiendo.
¿Cuándo empezó?..., no lo sé,
pero lo disfruto;
la voz interna y muerta
no me daba ya suficientes respuestas.
Tampoco esta,
al menos presumo, que me pregunto con fuerza
al borde del mí mismo.