sábado, 18 de febrero de 2012

así...
como destello potente
irrumpes por mi ventana
con tu cañón de iones encendidos
fuego ardiente solar

voy a herirte con espejos cóncavos
para hervir los frijoles en la olla de barro
y calentar vapores solares en el temazcal
con tantas hierbas santas
como pueda juntar en el campo
sin mutar sus olores

así...
cruza mi ventana tu ojo luminoso
vienes a ver mi sombra
a contar mi día
a obsequiarme los reflejos de las flores
y del diamante inconquistable de la gota de agua
vienes todos los días a llamar mi pupila
para un día de fiesta de colores

voy a guardar pedacitos de rayos de tu cabellera dorada
y atarlos unidos con los lazos de mi memoria
una balsa solar me haré
ligera y luminosa
dorada y ardorosa
donde vuele mi alma en despedida
buscando el horizonte pasajero
tras la fuga de estrellas que me lleve hacia el centro
de mi hoyo negro.