jueves, 15 de septiembre de 2011

Crucigrama


Vago lento entre el espacio de penumbras silenciosas
Me ven, me siguen
Me invitan el café
Abro la página y las entidades ociosas se asoman
Se queda solo el viejo de los crucigramas
Solo con las columnas verticales y horizontales
Midiendo las palabras
Cotejando los cruces coincidentes
Luego viene hacia mí
Me pregunta
Siento el escalofrío recorriendo mi cuerpo
No lo sé
Las palabras huyen de la punta de su lápiz
Quieren vivir
Se fugan por los bolsillos descocidos de mi mente
Me mira
Espera
Callo
No le entrego fonemas a su prisión utilitaria
Me odia
Se marcha
¡Ay universo que aprisionas las letras en celdas numeradas
para llenar cementerios de palabras sin sentido!