viernes, 9 de septiembre de 2011

alma... temen ser alma


En Tara Vu me quemaron vivo
Fuegos de libertad extirparon mi mancha de entre los hombres
Hubo cantos profanos atizando mi martirio
En celdas solitarias lloraron por mi nombre
¿Qué dije?...
Me atreví a caminar por fuera del sendero
A decir y explicar al rebaño sagrado
que el secreto de la libertad
es no dejar los destinos  al arbitrio de  un  hombre
De Tara Vu se expandieron mis cenizas a todos los rincones
Epidemias de hogueras y quejidos
Pasos acelerados espantando ratones
Estampidas
Ecos llenos de mar entre los ojos
Sabes tú qué es soñar
Si lo sabes
Guarda pronto tus fuegos en el cuenco del alma
Las bestias son ciegas
 temen al resplandor que las consume
y las hace volar como ceniza
Alma…
temen ser alma.