lunes, 21 de febrero de 2011

temo decirte asómate
acude a la ventana
déjame contemplarte
bella y desnuda
cautivándome el alma.

temo decirte que te temo
que me siento tan bien en esta jaula
entre minutos vestidos de un absurdo
que nunca ofrecen nada.

esperas
sé que esperas
deseo que esperes
alimento mis sueños con tu cara
y mis manos anhelan
a que llegue el momento
de labrarte los poros
de tus pechos ardientes como brasas.

espero
sin que se abran mis labios
para pedirte nada.