martes, 25 de enero de 2011

amo tus ojos como espejo
luna febril
que me miras desde al fondo de una cuna.
Mientras tus pasos aguardan
el instante de volverse primavera
habito el ser guardián
ave con plumas de cigüeña.