martes, 25 de enero de 2011

amo la memoria de los dedos
que articulan
los versos de regreso
y las formas esculpidas.