martes, 30 de marzo de 2010

entre las calles los muros y el silencio
se vuelven muros de templo
para los hombres que caminan meditando
lo ineludible que es
vivir sin pecar