viernes, 8 de enero de 2010

la guitarra de hoy


Celebro tu mañana.
antes de ayer
 tu corazón gemía espasmos repetidos
breves, dulces encantos
pero hoy eres como ese cielo
que a cada instante modifica sus fantasmas ahumados
con bruma de algodón.

desde mi puerta entre abierta
miro llegar tus blandos aleteos
y tantos mirlos te persiguen
como pistilo miel de los sentidos

Celebro tu mañana
que es un copo de ayer
melancolico y dolido
que se queda poblando de nostalgia
tantos nuevos caminos
tantos nuevos sonidos.