sábado, 16 de enero de 2010

el canto a ti, que sobrevives mil esperas
en tu mundo de luz, ilusionada
En tu rostro aletean los recuerdos emigrantes
que siempre se esperan con la primavera
como flores de sol
reventando entre las lluvias
para evocar la calma.