viernes, 18 de diciembre de 2009

Con motivos de invierno.


Siempre el silencio tras de mí,
siempre el silencio…
Las letras suenan sordas
enmudecen
mientras el alma avanza
sobre la calle sola
sin esperar abrazos.

Siempre el silencio tras de mí.

Como ese viento frío del invierno
al que cierra la puerta toda casa.