lunes, 28 de septiembre de 2009

Árbol para gorrión

Mi amor duerme en tu pecho palpitante,
se desplaza como anhelo
en cada destello que te mira
como se mira al sol de la mañana.

He aprendido a ser como árbol
desde que descubrí
que tienes alma de gorrión
que busca cada tarde
su rama preferida.