martes, 18 de agosto de 2009

Espacio

Con los pies en el barro
y la mirada puesta en las gaviotas
sólo me queda el viento como espacio
para seguir las horas
en su eterna derrota.