sábado, 22 de agosto de 2009

En el coro.

Y cuando me doy cuenta...
Soy del coro.
Mi voz se pierde en el ambiente
claxon
derrapes
besos sin amor del caucho hacia el cemento
un silbato que hiere al distraído
y miradas puestas en las hojas de papel
las que van encerradas en el portafolio chino.

Y cuando me doy cuenta...
Ya soy parte del coro.
Soy el respiro
que hace convenir que esto
que todo esto
es humano.