sábado, 11 de julio de 2009

Y me volví poeta

Me volví poeta para simular sabia a mi locura
desde entonces cada murmullo enfermizo
se me convierte en arte

Los rayos solares son sordos
son mudos

El viento arrastra a lo lejos mis murmullos,
se los lleva hacia el mar
para lavar sus manchas en las olas

La peligrosa letra
compromete mi intento todo el tiempo
No me deja ser cuerdo
levantará la voz para acusarme
cuando vuelva de nuevo a la cordura

Me volví poeta
para vaciar mi pecho de locuras
y dejar mis cadenas
como un faro de luz
a los desesperados de la vida

¡Quién entiende a los hombres!...

Aman a los poetas
y vuelven dioses
a los que alguna vez crucificaron
por criticar sus vidas.

Una mañana ciega
me llenaré de luz
quizás entonces
empiece a hacer poesía
me volveré poeta
muy hondo y mas allá
de mi locura.