sábado, 11 de julio de 2009

Poema Fiel

Mi poesía es un perro fiel
que persigue a mi sombre todo el tiempo
aguardando hasta el ocaso a mis descansos
para lamerse todas mis heridas

Se enferma muy seguido de nostalgia
pero jamás fallece

Se parece a esa muerte
que me está espiando en todas las esquinas

Cuando me desespero por su causa
le arrojo piedras huecas
la pongo en fuga por las largas avenidas

Se vuelve viento

Silva

Suena su cascabel emocionada
y hiere...,
hiere con el veneno cruel
de la dulzura

¡Fantasma!
¡Viejo fantasma!...,

no hay exorcismo, aquél, que te redima.