martes, 14 de abril de 2009

lo que queda atrapado



Entre la luna fría y yo
siempre queda atrapada alguna nube
que se puede convertir en ridícula tormenta.

También hay luceros viejos
y letras
muchas letras sueltas,
comas, puntos y hasta, guiones
que se pueden convertir en ridículo poema.