jueves, 26 de marzo de 2009

Semieterno

A Esther Del Ángel Ibarruri, por las tardes de tinta color plata.



Más allá
de todas mis preguntas
está el minuto que se consume lentamente.
Ese que miro al lado de tus ojos.
El que huele a tu aroma
el que llama a la puerta
cualquier tarde aburrida
para volverla fiesta.