lunes, 2 de marzo de 2009

poema sin titulo apropiado

Cuando miro tu boca pienso:
¡cuántos besos abortan mis sentidos!
Muchos
muchos besos...,

y tus labios no saben
que entre besos y besos
mis caricias de labios
a tus labios serenos
cuando me llega el hambre
a besos se ha comido.

Es algo de locura
de esa locura innata
que siempre anda conmigo
que envuelve mi cabeza
de pensamientos raros
a veces... sin sentido.

No te lo he dicho nunca
no lo diré a tu oído
porque sé que estás lejos
de mi camino impío
porque sé que aunque quieras
tener un beso mio
solo es beso en palabras
muy lejano y vacío.

Mas todas las mañanas
cuando, al abrir, te miro
se me antojan tus labios
que parecen muy fríos
y te lleno de besos
imaginarios besos
con los que me vacío
sobre tu rostro raro
tan formal
tan sombrío.