miércoles, 18 de marzo de 2009

Lágrimas

Si la soledad fuera bebida
estaría ebrio de silencios alocados
de escandaloso silencios comprimidos
en mis labios cerrados.

Dices que siempre callo
es que no has aprendido a escuchar ciertos murmullos
que tienen un lenguaje de mirada
en estos ojos tuyos
de mirada eclipsada.

Lo silencios me destrozan en salidas
haciendo puertas de viento
que luego quedan cerradas
para evitar que la brisa se me vuelva llanto.

Soy el dueño del canto
del habla
del suspiro.

Ellos
mis esclavos
no pueden hacer nada por decirte
lo que llevo guardado.

Sólo las lágrimas
miserables tránsfugas de mi martirio
suelen pedir piedad
tras la cuencas vacías de palabras.

Dices que callo... es cierto
Soy un silencio inútil
que no sabe expresar tantas heridas
con mi pequeña boca tan callada.