sábado, 7 de marzo de 2009

Cu ve mí.

Cuando vengas por mí
me moriré de una muerte emocionada
explotará mi pecho
y mis ojos se llenarán de luz incomprendida
se morirá mi cuerpo
desahuciado de todo movimiento
Me temblarán los labios
y un espasmo de piedra
se volverá mi corazón maltrecho.
Cuando vengas por mí
se romperá el aliento
enterrando por siempre a todos mis murmullos
las palabras guardadas se volverán secretos.
Se secarán las flores plantadas como versos
y guardaré un te quiero
solamente un te quiero
por si me dejas muerto
por si me dejas solo.

Solamente un te quiero;
un inútil te quiero.