miércoles, 18 de marzo de 2009

Corazón de Jade

Cuando grito viene la lluvia
quizá porque tengo corazón de jade;
cuando palpita con fuerza
me lastima el pecho
con sus aristas de navaja,
el cielo se compadece de mí
y llora en forma de lluvia