domingo, 29 de marzo de 2009

Camino del atardecer (Yo y La Guitarra)

Camino del atardecer...
Lleno de mil nostalgias taciturnas
que dejaron sabor de besos de mujer
en los internos galerones
que mi delirio incuba.

Boca de canto, abierto con aceros,
sobre el cuerpo de un pino fallecido,
donde lejos, grabados por el viento,
sobreviven los cantos de los nidos destruidos.

Camino de la tarde
donde la luz de adiós, del sol, se vuelve espejo
donde lloran los ojos por un mirar de lejos
donde del alma brota...
transpira...
Esa erupción de amor que da consejos.

Camino de la tarde
espejo de madera
con las venas abiertas
y los sueños grabados en el cuerpo
regalate mis manos
y mis versos
hagamos los dos juntos
arropando los cantos
los recuerdos
en un mar de sonido
algo que nos parezca
primavera.

Mel/CFV/ primavera de 2009.