sábado, 7 de febrero de 2009

Librando mis batallas

Mi pequeñez humana ha librado batallas
cotidianas batallas
necesarias batallas
muchas he ganado
más las he perdido;
porque en la arena de los gladiadores
combaten mil campeones
con sus armas dispuestas
y sus músculos fuertes
defendiendo su vida.

Yo tengo mis victorias
sólo algunas
también tengo mis vergüenzas
mis abusos
por luchar con inválidos
a los que he derrotado cada día.
Victorias que no cuentan
ante cuerpos inermes
despojados
de cualquier signo de vida.
Mis victorias con Dioses
nada dan a mi vida.

Mi pequeñez humana
se enfrena a diario
a la batalla real
a por la vida.

Puedo ser mutilado
perecer
y hasta ser despojado
de toda dignidad con ignominia
más esa es la batalla
que me gusta librar
todos los días.