domingo, 15 de febrero de 2009

Esa Luz




Desde siempre vivo aquí. En este foso. Desde que existe el tiempo del tiempo...
Miro todos los días aparecer esa luz cambiar de sitio y luego desaparecer.
Mi mundo es la oscuridad. Cuando la noche llega me llega esa especie de felicidad que representa moverme, andar libremente y buscar los deliciosos sabores de los musgos. Pero después viene esa luz, y con ella, los ruidos de los infiernos que despiertan y están latentes, vueltos murmullos. Con ellos viene el temor, la angustia, las amenazas. Sólo tengo que esperar un día más cada día de todos los días para contar la suerte de que de esa luz nada venga a destruir mi vida.