sábado, 7 de febrero de 2009

En Viernes

Siempre me alejo con esa tristeza extraña
con esas sombras absurdas
que de simples me matan
Con esos minutos vagos
que se pierden a lo lejos
siguiendo mis miradas
por las calles colmadas de gente
pero vacías de ese algo
que con sabor de aventura
me alegre la jornada.

Siempre me alejo colmado de cansancios
los más absurdos siempre son los de los viernes
los viernes lloras
los viernes rezas tu letanía de muertos
por tus muertas pasiones
por tus muertos ayeres.

Siembre los viernes
por las mañanas reservas mis oídos
para que no me escape
en cualquier aventura viernecina
y por la tarde
se te revienta el cántaro tan lleno
de dolores de un olvido
que no acaba de volverse hiel
para tu vida.

Hasta mis aburridas rutinas quieren huir
mas no las dejo
para tener una ayuda
en tardes tan vacías.

Siempre en viernes

sólo en viernes