sábado, 7 de febrero de 2009

Cantamos... Gritamos

¡Cantamos... Gritamos!
Aprendimos a cantar
a gritar...
No es canto de odio
No.
No es de odio.

Es un canto que muerde los labios
por haber olvidado la lengua,
nuestra lengua.

Es un canto que vive gimiendo...
Que enardece cualquier alma
y que se repite y se repite
cada día de nuestras vidas

No es un llanto por nacer
No.

Es más bien un llanto por no querer morir...

Es un grito lejano
Ancestral
El del Abuelo esclavo
que se niega a morir
en nuestros genes.