lunes, 22 de diciembre de 2008

Entre sueños (a mis amigos Virgil y Charo)



Vienen entre sueños
como dos pasos que se escuchan
como dos ecos que se funden
rompiendo largos silencios
tejiendo nuevos suspiros.

Un bosque quieto
con aroma de pinos
recordará ese siempre
de sus vidas.